En mi post «la comida típica en Georgia» hablaré sobre la cocina de este pequeño país. Os puedo asegurar que es una de las mejores del mundo. No puedo decir un solo plato que no me gustara de todos los que probé a lo largo de mi viaje. 

Lo único negativo de la cocina georgiana es el exceso uso de queso, mantequilla, pan y harina que usan para sus platos. No muy recomendable para aquellos que estéis a dieta, pero áltamente delicioso.

Kinkali

Este es el plato más famoso de todo el país, un híbrido entre el ‘pelmeni’ ruso, ravioli, y los ‘dumplings’ chinos. Simplemente agua, harina son rellenas con carne, champiñones, patata, queso.. Antes de hervirlos. 

la verdad que comer kinkalis es todo un arte y requiere de cierta destreza y practica, mucha practica! Dale un pequeño bocado primeramente, chupa el líquido interior, y a continuación comete el resto. Si consigues no derramar ni una sola gota, podrás levantar la admiración de los locales, suerte!

Khachapuri

Pan (puri) es sagrado en el Cáucaso – tanto es así que es ‘taboo’ tirarlo a la basura. Khachapuri, es un ‘pastel de queso’ y uno de los platos más creativos de Georgia. Diferentes variedades corresponden a diferentes regiones: el khachapuri tradicional con queso de ‘sulguni’ es el más aclamado en la ciudad. También existe el ‘lobiani’ relleno de judías. El ‘Khabizgina’ relleno de patatas, y mi favorito, khachapuri relleno con huevo frito. Cada vez que me acuerdo de él y se me hace la boca agua…! 

Churchkhela

Quizás es lo que me llame la atención de toda su gastronomía. Chuchkhela, esa cosa alargada, de colores, colgada de las puertas y ventanas de las tiendas, y muy parecidas a una salchicha. Cuando lo vi por primera vez pensé que era algún tipo de butifarra o chorizo georgiano… 

Hacer churchkhela requiere de paciencia y práctica: zumo de uva concentrado, se  vierte sobre un tubo hecho de nueces. Se deja secar al sol, y después de unos días… y ya está lista para comer! 

Sulguni

Por último mencionar en mi post «Comida típica en Georgia» el Sulguni. Este es el tipo de queso que se toma con la mayoría de los platos de la cocina georgiana. Es bastante salado y se parece de alguna manera al queso ‘feta’ pero con un poco más de consistencia.

Si viajas a Georgia, deja algo de espacio en tu mochila y barriga para probar este queso tan sabroso. Es bastante barato, lo puedes comprar en muchas de las pequeñas panaderías que encuentres en la ciudad, eso sí, acompañado de pan (puri) y un poco de vino, cuando lo hagas ya entenderás por qué lo recomiendo 😉

¿Os ha parecido interesante este artículo? Si es así echarle un vistazo al resto de publicaciones y guías imprescindibles que tengo sobre Georgia.

¿Os gustaría conocer las RUTAS que tenemos en Georgia? Echa un ojo justo debajo.