Hoy en día cuando se trata de planificar tus vacaciones, en un alto porcentaje lo primero que pensamos es, ¿Quien de mis amigos podrá unirse a mi viaje? ¿Coincidirán nuestras vacaciones? Al final se convierte en un imposible poder hacer coincidir los días de vacaciones y que menos hablar del destino… En mi post «El placer de viajar con desconocidos» te daré todas las claves.

Si tienes ese problema, yo te voy a dar la solución.

El placer de viajar con desconocidos, si, lo has oído bien, viajar con desconocidos. Se que suena raro, y puedas sentir esa pequeña verguenza que sentimos a abrirnos a gente que no conocemos absolutamente de nada, y más cuando se trata de pasar 24 horas al día con extraños. 

¿Pero sabes que es lo mejor de todo? Lo mejor de todo son las capacidades que ganamos de adaptación, de amoldarte a algo nuevo. Da igual si eres de los que se relaciona con facilidad o por el contrario te cuesta mas interactuar con otras personas, se trata de aprender de otros, de personas que son diferentes a ti, ni mejor ni peor, pero que sin ninguna duda te harán mejor.

Viajar con amigos/familiares

No siempre es sinónimo de éxito, a veces viajar con personas que pensamos que conocemos a la perfección puede llegar a ser complicado, y es fácil perder la paciencia… cuando las cosas no salen como queremos y puede tirar por la borda las vacaciones que con tanto ansia llevábamos esperando y organizando.

Viajando con desconocidos

Nuestras aventuras nos pone fuera de la zona de confort, acrecenta nuestra tolerancia, sentido de la responsabilidad, y buenas maneras y de ese modo las dificultades que se puedan vivir serán mucho menos frecuentes por el hecho de no tener la confianza como para poder buscar la confrontación. Y es que cuando viajas con amigos es mucho más factible que eso ocurra.

En definitiva eso hace que la compenetración funcione muchísimo mejor con desconocidos que con tus propios amigos de toda la vida. Cuando viajas con desconocidos en muchas ocasiones nos sorprendemos y muchos nos hemos hecho la siguiente pregunta ¿Cómo es posible que tenga tantas cosas en común con alguien que acabo de conocer? ¿Como es posible que sin conocerles sienta que les conozco de toda la vida? y es en ese momento, justamente cuando una sensación de emoción, entusiasmo recorre tu cuerpo.

El placer de viajar con desconocidos
El placer de viajar con desconocidos se traduce en estrechar lazos con personas, con gente que tiene tus mismas inquietudes, preocupaciones, son lazos que son muy difícil de romper y es que en muchos casos duran para siempre. Las vivencias, experiencias compartidas, anécdotas … os unirán para siempre, y es que solo las viviste con ellos. Puede que hayáis saltado juntos 20 metros una catarata, montado en moto durante días, rutas de trekking en la jungla… Son cosas difíciles de olvidar 
Se convierten en esos amigos que a pesar de no verles con asiduidad sabes que siempre van a estar ahí. 

Creedme, es una sensación super satisfactoria.

Si aún no os ha convencido os dejo un listado de las ventajas del placer de viajar con desconocidos y que OS ASEGURO que cambiará vuestra perspectiva. Al fin y al cabo estamos aquí de paso, se trata de aprender cosas nuevas cada día y enfrentarnos a nuestra realidad con la mayor libertad posible, y eso solo se consigue probando.

  • Se viaja sin esperar nada a cambio de las otras personas, lo que se da mayor independencia si lo comparamos con la que obtenemos cuando lo viajamos con amigos/familiares. 
  • Salimos de nuestra zona de confort. 
  • Todo lo que ocurre es nuevo. 
  • Nos estimula a viajar con una menta más abierta, a aprender a compartir experiencias con gente muy diferente.
  • La sensación de soledad la minimiza. Siempre tendremos a alguien con quien vivir experiencia nuevas. 
  • Se generan nuevos lazos que nos unirán para siempre.
  • Viajar con desconocidos hace que las relaciones sean mas sanas, por el hecho de compartir un mismo interés, viajar.
  • Aprendemos a ser menos tímidos, más extrovertidos.